Año 1916, la Historia Oculta de Dublín

Año 1916
Año 1916

Año 1916, la Historia Oculta de Dublín

Tres amantes de la historia han desenterrado verdaderas joyas de la historia de Dublín que presentan en su blog y, más recientemente, en un libro.

Come Here To Me! es un blog creado por tres amigos en el invierno de 2009. “En muchos sentidos, las cosas estaban fatal en aquel momento. Se estaban cerrando un sinfín de establecimientos en la ciudad y tuvimos que despedirnos de muchos queridos amigos que emigraban del país”, recuerda Sam McGrath.

“Decidimos que había muchas cosas que destacar de Dublín y nos pusimos a buscar sus joyas, relatos históricos y esos fragmentos olvidados que componen la identidad de la ciudad tal y como la conocemos hoy en día. Desde arte urbano hasta historia social, estadios de fútbol y oscuros callejones. El blog ha tenido mucho más éxito de lo que podíamos imaginar”.

Por eso pedimos a Ciaran, Sam y Donal que nos contaran su episodio favorito de la historia de Dublín, o el más peculiar, y esto es lo que nos contaron.

El relato sobre Dublín que seduce a Donal Fallon:

The Spire

“Para mí, la relación de amor-odio que los dublineses mantienen con los monumentos y la iconografía de la ciudad es una fuente inagotable de contenido y de humor. La estatua del Almirante Nelson fue fuente de multitud de chanzas y en varios momentos de la historia de Dublín se organizaron campañas para retirarla de lo alto de la Columna de Nelson y sustituirla por algo más adecuado a los gustos locales.

Entre el año 1920 y 1966 se propusieron varios sustitutos para Nelson: la Virgen María, Patrick Pearse, San Patricio e incluso JFK; un grupo incluso propuso derribar todo el monumento y volver a erigirlo en la Colina de Howth! Bonkers. Finalmente, una bomba arrasó la Columna de Nelson y los lugareños lo rebautizaron como el Almirante Blownapart. El monumento fue sustituido por The Spire o el Monumento de la Luz en 2003, sobre el que los dublineses también tienen una opinión dividida”.

La historia preferida de Sam McGrath sobre Dublín:

“Siempre me han fascinado las historias de esos ciudadanos no irlandeses que se unieron al Alzamiento de Pascua del año 1916. Un ejemplo es Arthur Wicks (al que sus amigos llamaban Neal) de Norwich, que trabajaba en el Hotel Shelbourne y era un sindicalista. Cuando se unió al Alzamiento el Lunes de Pascua se encontraba con el Ejército Ciudadano Irlandés en Fairview y después en el Hotel Metropole en O’Connell Street. Fue herido de muerte durante la evacuación de la GPO (Oficina General de Correos) el viernes por la mañana y murió en una casa de Moore Street justo después de la rendición de los rebeldes.

Por lo que sé, fue el único insurgente muerto en el Alzamiento que no había nacido en Irlanda ni tenía antepasados irlandeses. También conocemos la historia de dos marineros (uno sueco y otro finés) que se unieron a los rebeldes (respondiendo a un sentido de aventura y solidaridad con una pequeña nación que se alza en armas contra un imperio) que lucharon en la GPO. Y luego está ese misterioso rebelde herido que solo hablaba español. Esas pequeñas historias confieren al Alzamiento, que fue un episodio fundamentalmente local, un ligero tinte internacional”.

 El edifico GPO en el año 1916

El edifico GPO en el año 1916

Y la aportación de Ciarán Murray:

“Lo que más me gusta de Dublín, por ser el único de los tres que no es oriundo de la ciudad (aunque no estoy muy seguro de que esto tenga algo que ver…), es que para ser una ciudad relativamente pequeña ha dejado una gran huella en la historia, en todos los aspectos de la vida, desde el teatro hasta la literatura, la música o el cine. Sin desmerecer a sus famosos literatos, el dublinés de a pie siempre tiene magníficas historias que contar.

Como hemos dicho en nuestro blog, en varios momentos de la historia Dublín ha sido el hogar de, entre otros: el gerente de un cine que fue el único prisionero irlandés en Dachau, el propietario de un fish & chips que fue, hasta su muerte en 1987, el último superviviente del motín a bordo del Acorazado Potemkin y uno de los primeros periodistas que cubrió en primera línea los desembarcos de los aliados en la Segunda Guerra Mundial, y que desembarcó con las tropas en Arnhem. Existen un millón de historias sobre la ciudad y nos encanta desenterrarlas y contárselas a la gente”.

Durante los tres últimos años, estos chicos han publicado casi 2000 artículos y han recibido más de 5000 comentarios de 1000 personas distintas. Les seducía mucho la posibilidad de publicar un libro con sus mejores artículos, por eso aceptaron encantados cuando New Island Books les propuso precisamente esa idea. El libro, publicado en diciembre, contiene 70 de los mejores artículos del blog junto con otros nuevos.

¿Y de dónde viene el nombre del blog? “Come here to me en jerga irlandesa significa ‘Escucha esto’ o ‘Tengo que contarte una cosa’. Estas frases implican que la información que se va a revelar es secreta o tiene gran importancia”, según nos cuentan estos bloggers. Imagínate a un dublinés que te llama por señas con una pícara sonrisa para que te acerques porque quiere compartir contigo una historia maravillosa.

La entrada La Historia Oculta de Dublín aparece primero en Descubre Irlanda.

Descubre Irlanda