DISFRUTA DE LA VISITA Y LAS VISTAS DESDE EL EDIFICIO MÁS ALTO DEL MUNDO Y EN EL QUE SE UBICA EL HOTEL ARMANI

El Burj Khalifa de Dubái es el rascacielos más alto del mundo contando con 828 metros de altura y 163 pisos de altura. Antes se llamó Burj Dubai pero luego adquirió el lugar del jeque Jalifa bin Zayed. Se trata indudablemente de una de las atracciones más atractivas de Dubai. 

El Burj Khalifa

El Burj Khalifa es el edificio más alto del mundo y también cuenta con el ascensor más rápido que alcanza los 18 metros por segundo. Está decorado con la firma de Armani y su forma está inspirada en la flor Hymenocallis.

Dentro se encuentra el Hotel Armani, apartamentos, oficinas, discoteca, terrazas, restaurantes, mirador… Hay infinitas posibilidades para visitar este edificio tan simbólico.

Disfrutar del Mirador

Para subir al Burj Khalifa sin colas ni esperas lo más aconsejable es adquirir las entradas a la plataforma At The Top que se encuentra en el piso 124 por anticipado. Es posible elegir una hora que te permita disfrutar del atardecer desde las alturas si pagas un recargo extra.

Otra opción más adecuada para los que quieres una experiencia intensa es adquirir una entrada vip anticipada para acceder al piso 148 en ascensor privado.

Vivir una experiencia gastronómica

El Burj Khalifa ofrece la posibilidad de disfrutar de una experiencia gastronómica. La reserva en uno de sus restaurantes incluye el acceso con un ticket al piso 124 de forma gratuita.

Existen dos restaurantes donde puedes degustar una carta exquisita. El Restaurante At.mosphere se encuentra en el piso 122 y es el más alto del mundo. La reserva también incluye el servicio de conductor privado.

El Hotel Armani cuenta con su propio restaurante que dispone unas vistas directas al lago del Dountoun Dubai y su fuente de espectáculos. Su cocina es italiana y el servicio inmejorable.

No te pierdas el espectáculo en su fuente

Frente al Burj Khalifa se encuentra la Fuente de Dubai que ofrece un espectáculo lleno de colores, luces y música que no deja a nadie indiferente. Es la atracción gratuita más conocida y disfrutada de la ciudad. 

Dura tan solo 5 minutos y si te encuentras allí captará tu atención. La mejor manera de disfrutarlo es desde uno de los restaurantes del edificio.

Como ves, el Burj Khalifa ofrece todo tipo de posibilidades. Si vas a Dubai de vacaciones o haces escala, no puedes dejar de visitarlo. Estamos seguros de que te encantará.